Home

Hace 30 años el tango no tenia trapecio, ni coreografías y la mujer no era un acompañante, sino a quien iba dedicado el tango.

En ese entonces muchos milongueros dejaron de bailar, bajo la presion de la dictadura, porque los encanaban todos los fines de semana por averiguación de antecedentes.

Algunos volvieron a los clubes de Barrio, donde había que bailar con las vecinas, las primas, o con las hermanas de los amigos, mientras las madres fichaban… Era mas aburrido que chupar un clavo nuevo.

Los muchachos, en esa época ya habian superado la etapa de los pasos. Habían pasado por el filtro: cuando no sabían bailar tenían 20 pasos; cuando supieron un poco mas, tenían 10; y cuando se dieroncuenta como era la mano, bailaron con 5, pero con que calidad.

El resto lo enseñaban las Orquestas: como circular en la pista, como marcar el compás, ya que se bailaba con las mejores orquestas en vivo todos los días: con Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Juan D’ Arienzo, Francisco Canaro, Alfredo Gobbi, etcétera.

Después todo cambio. El tango se subió al trapecio, se hizo coreografico, pero se convirtió en un baile de sordos. La pista de algunos lugares hoy día parecen Camboya. A la mujer no se le da la oportunidad de elegir, se la arrebata de las mesas como si estuviesen de oferta en una gondola de un supermercado. Cuando volvimos algunos, yo me incluyo, quisimos “ponernos de moda” y aprender coreografías, pero eratarde, proque resulta mas importante la aceptación de la mujer, que ser admirado por los cholulos. La mujer decidió el tango milonguero, se abrazo a los viejitos, y después le paso el abrazo a los pendejos. No obstante que estamos gordos y pelados, levantamos todavía la cabeza, y tenemos unas cuantas para bailar.

A veces escucho la gilada decir que el tango milonguero se va a acabar coon el ultimo milonguero y no se avivan de que el ultimo tiene 17 años y ya esta enseñando lo que baila.

Actualmente bailamos con orquestas y cantoresmuertos, los hijos de los grandes directores, como buenos hijos no escucharon a sus padres. Hoy día desgraciadamente no existe una propuesta musical bailable. La orquesta se echa cuerpo a tierra para seguir a los cantores, antes el cantor seguía a la orquesta como un instrumento mas.

El tango, dijo alguien que crece, otros que engorda, pero yo creo que esta inflamado. Por suerte el ejemplo milonguero no es casualidad, sino una eleccion, algunos jóvenes de aquí y del exterior bailan abrazadosy volados. Para volarse hay que poner los pies sobre la tierra, los Pugliesinos nos asentamos en el piso y volamos con el torso, no queda otra, sino no se pueden bailar los silencios y las pausas. Con D’ Arienzo se baila en cuarta velocidad y Pugliese en primera. Con Pugliese hay que bajar la vueltas y con D’ Arienzo hay que subirlas.

El tango es Argentino pero le pertenece a todo aquel que entienda sus sentimientos y sus códigos.

Muchachos hay que escuchar el corazón de la mujer siempre, para poder milonguear.

Cacho Dante
El Tangauta N˚ 48, Septiembre 1998

Comments Off on El Tango y El Trapecio